Spring Newsletter 2013 (Español)

Solidaridad Primavera 2013 – El Vínculo Ausente: NAFTA y la Reforma Migratoria

Lea aquí los articulos del buletín Solidaridad de la primavera del 2013.

El Vínculo Ausente: NAFTA y la Reforma Migratoria

Un Mensaje de Sharon

Anuncio de Licencia Pueblo a Pueblo

Notas del Trabajo de Base de APP

 

The Missing Link: NAFTA and Immigration Reform.

[Español abajo]

mex_farmerDoña Anastacia, a small scale farmer from San Miguel Huautla in Oaxaca, Mexico, tells WFP about projects in her community that encourage people to stay and work their land instead of migrating to larger cities in Mexico and the U.S. Since NAFTA more than 2 million agricultural jobs have been lost.
Photo credit: WFP Mexico Team
Last weekend while chatting with a local taxi driver, the conversation took a familiar turn. As we talked about where we were from, Marco said that he’d spent five years living in the U.S., where he worked building houses. He left his hometown in coastal Mexico in search of work, and ended up in Alabama. When I asked him why he decided to leave the States, he told me that the context in Alabama had become increasingly hostile to immigrants, and that he had been deported by the immigration police.

His story is not an unusual one. There are an estimated 11.5 million undocumented immigrants living in the U.S., and, as Marco’s story demonstrates, there are many more who have lived in the States but are now back in their home countries. With U.S. Comprehensive Immigration Reform high on the current congressional agenda, it is crucial that we ground our understanding of the issue in people’s stories and lived experiences.

Currently, the patchwork of immigration laws in the U.S. does not give those who want to move to the States a clear sense of what that process looks like, or what it means if the process is not followed at all. All sides are in agreement that now is the time to pass truly comprehensive immigration reform. The Senate recently released a version of reform legislation, and its terminology echoes catchphrases recycled in op-ed pieces, political speeches, and across the media landscape. “Border security,” “guest worker programs,” “pathway to citizenship,” and “E-verify” are the hinges on which the debate turns.

These are undoubtedly important, but a fundamental question is absent from these conversations—why? Why did millions of people choose to leave their families, friends, homelands, to move to the United States, and why do they continue to come? It seems simple at first: there are more opportunities for livingwage employment in the U.S. But why is it increasingly difficult to achieve this in the migrants’ home countries?

It is not by accident that sixty-two percent of undocumented people in the U.S. are from Mexico. The reasons they leave their homes are often rooted in the United States’ policy relationship with Mexico, one of the most important of which is The North American Free Trade Agreement (NAFTA).

As its twentieth birthday approaches, NAFTA’s legacy bears little resemblance to the promises that were made when it was ratified. Instead of leading to an increase in the Mexican average wage, there are 12 million more impoverished people and now over half the population lives in poverty. Many small-scale Mexican farmers, who were once protected from subsidized and highly mechanized U.S.- grown agricultural products, are unable to sustain themselves on their land. More than 2 million agriculture jobs have been lost. A disproportionate number of Mexicans have left the countryside, bound for the U.S. In fact, while only 25% of Mexicans live in the countryside, they account for 44% of those who migrate.

Even Mexico’s export-centric model that promised to generate jobs has proved lackluster. One-third of the new jobs created in the manufacturing sector in Mexico have been lost since 2001 as a result of companies moving to Central America, Southeast Asia and China, where labor costs are cheaper. As the cost of labor in Mexico has stagnated, maquila jobs are returning from China, though this is hardly something to celebrate, especially given the fact that maquila workers typically earn half of the minimum income level determined to meet an individual’s basic needs. Growing poverty, stagnating wages, and shrinking opportunities for decent work create a recipe for continued migration in search of something better in the north.

Citizens of Capulalpam, a small town in the Sierra de Juarez mountain range in southern Mexico, understand NAFTA’s effects all too well. As a result of the agreement, thirty percent of territorial Mexico has been granted in concessions to U.S. and Canadian mining companies, of which Capulalpam’s mine was one. The 250-year legacy of mining in the town is devastating. Thirteen aquifers disappeared, abuses against miners were common, and contaminated waste was found in waterways stretching from Capulalpam to the lower Sierra de Juarez. Sundance, a Canadian mining company, returned in 2004 to explore Capulalpam’s closed mine, and its efforts have indicated promising returns for gold and silver. Mining’s return to Capulalpam would be an irrevocable blow to the town’s recovering ecosystems and community.

NAFTA’s devastating legacy seems selfevident, but it is not. The governments of the U.S. and Mexico are currently involved in negotiations for an even more expansive NAFTA style free trade agreement among 11 countries in the Asia-Pacific region—the Trans-Pacific Partnership. The TPP will cover everything from intellectual property to agricultural products and pharmaceuticals. The disconnect between the reality on the ground and the official conversation is staggering. At a public hearing last fall on the entrance of Mexico into the TPP, Kyd Brenner, the representative from the U.S. Corn Refiner’s Association, boldly stated, “Both the United States and Mexico have prospered from the enhanced economic relationship fostered by the
NAFTA…Consumers on both sides of the border have benefited from this improved trading relationship.”

The numbers tend to disagree. Worse still, voices from civil society that would provide a richer understanding of the effects of NAFTA have not been invited to the negotiating table, and the text of the agreement is not available publicly, even for members of Congress. Ratification of the TPP would mean even more consolidated access and control by transnational corporations, and would undermine individual countries’ ability to hold them accountable.

mex_memorialIn the last year, the conflict over the mine in Capulalpam de Mendez, Oaxaca, has turned increasingly violent, resulting in the deaths of anti-mine activists Bernardo Vazquez and Bernardo Mendez. Carmen Santiago Alonso from Flor y Canto, puts together an altar with offerings and photographs of land defenders.
Photo credit: Lariza Garzon
As grim as the current picture looks, there are sparks of resistance across Mexico and the U.S. When the community in Capulalpam discovered that Sundance was planning to reopen the mine, they organized to block its access. Citizens petitioned the federal government, blocked the roadways leading to the community, and organized a Mesoamerican Summit on Mining that brought together communities from Mexico and Central America to organize resistance efforts. As a result, Sundance has been forced to stop all of its mining efforts in the community.

Capulalpam gives us one example of many resistance efforts. Their actions should serve to embolden us, to flip the script on the rhetoric that free trade policies benefit all countries and citizens involved. Now we must deepen our commitment to organizing, to informing and educating ourselves and then sharing that knowledge, and to listening to the stories of those whose lives are directly affected by our government’s policies, including telling our own. This is the heart of the Witness for Peace mission, and our delegations to Mexico are the roots of change in the U.S. Come discover that change is possible!

———————————————

El Vínculo Ausente: NAFTA y la Reforma Migratoria

mex_farmerDoña Anastacia, una campesina de San Miguel Huautla en Oaxaca, México, le cuenta a APP sobre los proyectos en su comunidad que dan animo para que se queden y trabajen su tierra en lugar de migrar a ciudades grandes en México o los EEUU. Desde el TLCAN, se han perdido 2 millones de empleos.
Foto por: Equipo de México de APP
El fin de semana pasado, mientras charlábamos con un taxista local, la conversación tomo un rumbo familiar. Mientras discutíamos acerca de nuestros orígenes, Marco me comento que había pasado cinco años en los EEUU, en donde trabajaba construyendo casas. El dejo su pueblo en una de las costas de México en busca de trabajo y termino en Alabama. Cuando le pregunte el porqué decidió irse de los EEUU, me explico que el contexto en Alabama había crecido sumamente hostil hacia los inmigrantes y el fue deportado por la policía migratoria.

La historia de Marco no es inusual. Hay un estimado de 11.5 millones de inmigrantes indocumentados viviendo en los EEUU. Y como la historia de Marco demuestra, hay muchos más que han vivido en los Estados, pero que ahora ya están de regreso en sus tierras de origen. Con la reforma migratoria integral alto en la agenda del congreso, es crítico que comprendamos el asunto en la vida de estas personas y sus experiencias vividas.

Actualmente, la labor de retazos en las leyes inmigratorias estadunidenses, no les da aquellas personas que quieren vivir en los estados un sentido claro de que es el proceso o cuáles son las implicaciones si este proceso no es seguido. De todos lados están de acuerdo que ahora es el tiempo de pasar una reforma migratoria amplia. El Senado recién publico una versión de la legislación, y su contenido son frases recicladas de editoriales, discursos políticos, y todo lo que se ha dicho por los medios de comunicación. “Mas seguridad en las fronteras,” “programas de trabajadores visitantes,” “un camino a la cuidadania,”verificacion electrónica,” son los temas de debate que siempre termina siendo el enfoque.

Estos son, sin duda alguna, importantes, pero la pregunta fundamental que se encuentra ausente de estas conversaciones es – el porqué? Porque millones de personas deciden dejar sus familias, amigos, tierras, para mudarse a los Estados Unidos, y porque siguin viniendo? Aparenta ser simple al principio: hay más oportunidades de trabajo con salarios dignos en los estados. Pero porque es sumamente dificil lograr esto en las tierras de origen de estos migrantes?

No es por accidente que el 62% de personas indocumentadas vienen de Mexico. El motivo por la cual abandonan sus tierras esta vinculado con la relación política entre los EEUU y México. Uno de los componentes más importante es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Pronto se celebrara su vigésimo cumpleaños, entre el legado que ha dejado TLCAN, no hay rasgos de las promesas que fueren dadas cuando se recién redacto. En vez de influir el aumento de sueldos dignos, ahora 12 millones de personas más se han empobrecido. Más de la mitad de toda la población de México se encuentra viviendo en pobreza. Muchos agricultores de pequeña-escala, que en su momento eran protegidos por los subsidios y productos de cosecha sofisticada de los EEUU, ahora no se pueden sostener ellos mismos en sus tierras. Más de dos millones de trabajos agrícolas han sido eliminado. Una cantidad desproporcional de mexicanos han abandonado los campos con rumbo a los estados. De hecho, mientras solamente el 25% de mexicanos viven en los campos, ellos representan el 44% de los que migran.

A pesar del modelo de exportación céntrico Mexicano que prometió generar trabajos, la misma a demostrado ser desilusionante. Una tercer parte de los trabajos recién creados en el sector manufacturero en México has sido eliminados desde el 2001, son los resultados de las compañías que vienes a Centro América, Asia Sur-Oriental, y la China en donde los costos de labor son mucho más baratos. Mientras los costos de labor en México se han estancados, trabajos de maquila han vuelto desde la China, pero apenas son motivos de celebración, considerando que los trabajadores de maquilas ganan la mitad del sueldo digno determinado para cubrir sus necesidades básicas. Con el crecimiento de la pobreza, sueldos estancados, y oportunidades de trabajos dignos disminuyendo, es la receta perfecta para la continuación de migrantes en busca de mejores oportunidades en el norte.

Ciudadanos de Capulalpam, un pueblo pequeño en Sierra de Juárez localizada en la región montañosa en el Sur de México, entienden los efectos de TLCAN más que bien. Como resultados del acuerdo, el 30 por ciento de los territorios Mexicanos han sido entregados en forma de concesiones a los EEUU y a compañías mineras Canadienses, de la cual la mina de Capulalpam forma parte. El legado de más de 250 años en este pueblo minero es devastador. 13 acuíferos han desaparecido, abusos en contra de mineros es común, y residuos contaminados han sido encontrados en los canales de agua estirando desde Capulalpam hasta la región baja de Sierra de Juárez. Sundance, una compañía minera Canadiense volvió en el 2004 para explotar las minas cerradas de Capulalpam, y sus esfuerzos han dado señales prometedoras de posible oro y plata. El regreso de la minería al pueblo de Capulalpam sería un golpe irrevocable al sistema ecológico y la comunidad en recuperación.

El legado devastador que deja TLCAN parece ser auto-evidente, pero no lo es. El gobierno de los Estados Unidos y México están actualmente involucrados en las negociaciones para crear un tratado de libre comercio estilo TCLAN aun más expansivo, entre 11 países en la región Asia-Pacifico– Asociación Trans-Pacifico (TPP). El TPP va a cubrir todo desde propiedades intelectuales a productos agrícolas y farmacéuticos. El desconecte entre la realidad de lo que está pasando y las conversaciones oficiales es asombroso. En una audiencia pública el otoño pasado de cuando integro México al TPP, Kyd Brenner, represéntate de la Asociación de Refinerías Estadounidense, dijo audazmente “Ambos los Estados Unidos y México han prosperado de la mejoría en relaciones económicas que TLCAN promueve…Consumidores de ambos lados de la frontera han beneficiado de la mejoría en relaciones comerciales.”

Los números tienden a estar en desacuerdo. Peor aún, las opiniones de la sociedad civil que puede proveer mucho mas entendimiento de los efectos de TLCAN no han sido invitados a la mesa de negociaciones, y el contenido del acuerdo no está disponible públicamente, ni para los miembros de congreso. La redacción del TPP quiere decir más acceso consolidado y controlado por corporaciones transnacionales, y no tomara en cuenta la capacidad de cada país en exigir responsabilidad.

mex_memorialEn el último año, el conflicto por la mina en Capulalpam de Mendez, Oaxaca, se ha vuelto más violento, resultando en la muerte de los activistas Bernardo Vazquez and Bernardo Mendez. Carmen Santiago Alonso de Flor y Canto construye un altar con ofrendas y fotografías de los defensores de la tierra.
Foto por: Lariza Garzon
A pesar de lo severo que se vea la situación, hay rasgos de resistencia en partes de México y los Estado Unidos. Cuando la comunidad de Capulalpam descubrió que Sundance planeaba reabrir la mina, ellos organizaron un bloque de acceso. Ciudadanos presentaron una petición al gobierno federal, bloquearon carreteras hacia las comunidades, organizaron una Cumbre Mesoamericana de Minas que reunió comunidades de México hasta Centro América para crear una coyuntura de esfuerzos de resistencia. Por lo tanto, Sundance fue forzado a detener todos sus esfuerzos de minería en esa comunidad.

Capulalpam nos muestra una de muchos tipos de resistencias. Sus acciones nos puede servir de fortaleza para poder voltear la retorica política que habla de los beneficios hacia los países y ciudadanos involucrados. Ahora debemos profundizar nuestro compromiso hacia la coyuntura, hacia el aumento de nuestros conocimientos para poder compartir la misma, y escuchar las historias de cuyas personas son directamente afectadas por las políticas de nuestro gobierno, incluyendo nuestra. Este es el corazón de la misión de Acción Permanente por la Paz, y nuestras delegaciones a México son las raíces de este cambio en los Estados Unidos. Ven y descubre que el cambio si es posible!

 


Un Mensaje de Sharon- June 2013

[Español abajo]

sharon-headshotWhen’s the last time you contacted your congressional representative to let her/him know what you think about U.S. policies toward Latin America? Thousands of you have traveled with WFP to Latin America providing you with a unique understanding of how our country’s policies impact the lives of our sisters and brothers in Colombia, Mexico, Nicaragua, Honduras and Cuba. You have heard their stories about how free trade agreements push more and more people off the land, out of jobs and into poverty. You have heard and read about the link between U.S. aid to the military and police, and the reappearance of death squads in Honduras. You have heard how a Colombian priest has been targeted for his work supporting peace communities under threat, human rights victims and peacemakers. Single mothers in Colombia have told you about the fumigation of their pineapple crops as if they were illicit crops, a result of the U.S.-sponsored War on Drugs. You have heard how an embargo and travel ban have isolated and made daily life more difficult for our neighbors only 90 miles off the coast of Florida.

In the past few months thousands of you have contacted your congressional representatives, President Obama and the U.S. ambassador in Colombia about these misguided policies at least nine times through the WFP online action center. You responded to urgent actions asking your representatives to sign on to “Dear Colleague” letters, you signed petitions urging immigration reform and peace in Colombia, and participated in the Days of Action for Colombia campaign. All these actions bring us closer to peace, justice and sustainable economies in our Americas.

From the bottom of my heart, thank you for your support and tireless efforts for peace.

In deep gratitude,
Sharon Hostetler
Executive Director

—————————————————–

Un Mensaje de Sharon — Junio 2013

Cuando fue la última vez que contactaron a sus representantes en el Congreso para comunicarles su opinión sobre las políticas estadounidenses hacia América Latina? Miles de ustedes han viajado a América Latina con Acción Permanente por la Paz (APP), proporcionándoles una visión singular de cómo estas políticas afectan las vidas de nuestras/os hermanos/as en Colombia, México, Nicaragua, Honduras y Cuba. Han escuchado sus historias de cómo los tratados de libre comercio sacan más y más gente de sus tierras, les quitan empleos y los/las empujan hacia la pobreza. Han escuchado y leído sobre el vínculo entre la ayuda económica a los militares y policías y el resurgimiento de los escuadrones de la muerte en Honduras. Se han dado cuenta como un cura Colombiano ha sido un blanco por su trabajo de apoyar las comunidades de paz bajo amenazas, a las/los víctimas de abusos de derechos humanos y los/las que luchan por la paz. Madres solteras en Colombia les han contado como fueron fumigados sus plantillas de pina como si fueran cosechas ilícitas, producto de la tal “Guerra contra las Drogas” impulsado por el gobierno de EEUU. Se han dado cuento como un bloqueo y la prohibición de viajar a Cuba han aislado y han hecho la vida más difícil para nuestros/as vecinos/as a solo 90 millas de las costas de la Florida.

Por los menos en nueve ocasiones durante los últimos meses, miles de ustedes contactaron a sus representantes, al Presidente Obama y al Embajador de EEUU en Colombia, por medio del centro de acción en línea de APP, para decirles que estas políticas no funcionan. Ustedes respondieron a nuestros mensajes urgentes donde les pedimos que solicitaran a sus congresistas que firmaran cartas llamados “Estimado Colega”, firmaron peticiones que urgen reformas a las leyes migratorias y por la paz en Colombia, y también participaron en la campana Días de Acción por Colombia. Todas estas acciones nos acercan a la paz, a la justicia y economías sostenibles en nuestra América.

Desde el fondo de mi corazón, les agradezco su apoyo y sus esfuerzos sin cesar por la paz.
Con profunda gratitud,

Sharon Hostetler
Directora Ejecutiva


Anuncio de Licencia Pueblo a Pueblo

Es con mucho placer y alegría que APP anuncia que nuestra licencia, Pueblo a Pueblo, que nos permite llevar delegaciones a Cuba ha sido renovada. Con la licencia podemos organizar delegaciones que ofrecen un itinerario tiempo completo de actividades educativas que resultan en un intercambio entre participantes en las delegaciones y Cubanas/os.

La licencia, vigente por dos años, nos autoriza llevar la cantidad de delegaciones que deseamos. Los temas de las delegaciones son variados, enfocando en la arte y la cultura, en la educación, el sistema de leyes, el sistema de salud y agricultura sostenible entre otros.

También vamos a expandir la lista de delegaciones para incluir temas adicionales, así como delegaciones que dan una vista general de cómo la política estadounidense afecta al pueblo de Cuba.

Si tiene interés in organizar o participar en una delegación, favor de contactar a nuestro Organizador Nacional de Delegaciones, Ken Crowley, ken@witnessforpeace.org, 202-423-3402.

Para ver una lista parcial de delegaciones a Cuba en la pagina web vaya al www.witnessforpeace.org y haga clic en “TRAVEL WITH US.”


Notas del Trabajo de Base de APP.

APP Nueva Inglaterra, con la ayuda de Meghan Straughen, una alumna de maestría de la Universidad Antioch, está haciendo contactos con organizaciones que trabajan en asuntos de la soberanía de alimentos/seguridad alimenticia, para identificar áreas donde coinciden nuestras misiones. Como APP hace más y más trabajo en el campo del comercio justo, las oportunidades para educación e incidencia abundan. Una delegación de la Universidad de Providence exploró el comercio justo enfocando en la producción de café en Nicaragua en marzo. Estamos planeando dos delegaciones más: una a Cuba en junio y una a Oaxaca en el otoño. Estamos organizando una gira para un activista de Honduras en octubre. Manténganse informado/as!

APP, Noroeste organizó una delegación enfocada en la agricultura sostenible a Cuba en abril. Catorce participantes, la mayoría de la región noroeste, aprendieron de los/las Cubanos/as como integrar la sostenibilidad en nuestra cultura y sociedad. Estamos planeando una delegación a Honduras/Nicaragua del 17 de agosto al 3 de septiembre, para celebrar los 30 años de APP. También estamos trabajando en el tema de la inmigración—Amy Truax, la Organizadora de Base, participó en la campana de UN Oregon, que consistió en una gira en un bus que duró una semana, y dió testimonio a favor del Washington TRUST ACT, ante el Comité de Seguridad Publica de la Camara Baja del Estado de Washington. Estamos comenzando la planificación de una gira con un activista de derechos de los/las trabajadores Colombiano/as. Si tiene interés en cualquier de estas actividades favor de contactar a Amy!

APP Sureste comenzó la primavera con el Peregrinaje Anual por la Paz y la Justica No. 27. Caminamos en cinco ciudades en Carolina del Norte pidiendo una reforma justa en las leyes migratorias, por los derechos de los/las trabajadoras/es y un fin a la militarización. Marchamos con por lo menos 25 personas en cada ciudad, y el mensaje llegó a miles de personas más por medio de cobertura del peregrinaje por los medios de comunicación. Fue un éxito total! Estamos en el proceso de organizar varias delegaciones. Venga con nosotros a Oaxaca, Mexico (25 de mayo al 3 de junio) donde puedes ver las causas de la migración desde las raizes o en la delegación a Nicaragua sobre el comercio justo (6-20 de julio) Visite nuestro sitio web: www.wfpse.org para más información.

APP Suroeste está planeando una serie de reuniones con miembros de APP en Los Ángeles y en San Francisco. Se organizó un webinar sobre las elecciones presidenciales Venezolanas, y la región participó en actividades para celebrar el Día Internacional de los/las Trabajadoras/es. Para más información contacte southwestwfp@gmail.com o visite nuestro sitio web www.witnessforpeace.org/southwest

APP Medioeste Norte, acaba de terminar una gira con Sohely Rua Castañeda, que se centró en los derechos de las mujeres y las/los trabajadoras/es en Colombia. La región está finalizando planes para una gira con Francisco Cerezo del Comité Cerezo en México para Octubre. También la región está organizando varias delegaciones a México, Cuba y Colombia y está trabajando con varias universidades para crear opciones donde los/las estudiantes pueden recibir créditos por participar en delegaciones.

Accion Permanente por la Paz Pide la Paz con Justicia en Colombia

APP en colaboración con organizaciones comunitarias, congregaciones, organizaciones de fe y otros grupos, organizó la Campana Nacional, Días de Acción para Colombia. El lema este año, Ahora es el Tiempo para la Paz con Justicia llamó a miles a participar en actividades tal como la creación de palomas hechos de papel con mensajes pidiendo una paz justa en las alas, una carta firmada por líderes religiosos, una petición de la base y un proyecto de video. Los esfuerzos de la campaña se centraron en que el gobierno estadounidense apoyara la verdad, justicia , y reparaciones para los/las víctimas del conflicto Colombiano en el proceso de paz así como la participación de la sociedad civil en este proceso.

APP Ayuda Conseguir Firmas para la Carta de Congresistas que Demanda Responsabilidad por las Matanzas en Honduras, Continua Pedir Zero Ayuda para la Policía y Militares

APP trabajó y ayudó en conseguir que 58 Congresistas firmaran una carta que surgió del Black Caucus en el Congreso que se enfocó en los derechos de los/las Afro-Indigenas en Honduras y– en un pedido sin precedentes en una carta de esta naturaleza—pidió una investigación exhaustiva del papel que jugó la DEA en la matanza de cuatro Afro-indígenas el 11 de mayo del 2012 en Ahuás, Honduras. La carta fue noticia en los medios de comunicación, y en el contexto de los abusos de los derechos humanos cometido por las fuerzas de seguridad financiadas por los EEUU, debe de ayudar en demandar el fin de tal apoyo. Los oficiales del gobierno estadounidense no pueden justificar la continuación del financiamiento a la policía Hondureña dado que se alega que la misma policía está involucrada en actividades con escuadrones de la muerte. APP seguirá en su demanda que se ponga fin a la ayuda militar.

APP Y SumOfUs Consigan Muchas Firmas en Apoyo a los Trabajadores de General Motors

En coordinación con la organización SumOfUs.org que enfoca en la responsabilidad social de corporaciones, APP y dicha organización consiguieron un total de 76,000 firmas para la petición que demanda una solución justa para los trabajadores Colombianos (ASOTRECOL) que fueron lesionados en su trabajo. Gracias por ser una parte de esta muestra masiva de apoyo para estos trabajadores. El presidente de ASOTRECOL, Jorge Parra regresó a Colombia y aunque hay un proceso de investigación conducido por ASOTRECOL y el sindicato de United Auto Workers, en cuanto a las lesiones y despido de los trabajadores, hasta la fecha los trabajadores no han sido indemnizados ni reintegrados.